Remedios Naturales y Efectivos para la Sinusitis

La sinusitis es una inflamación de los senos paranasales que genera síntomas como dolor de cabeza, secreciones nasales y sensación de peso en el rostro, especialmente en la frente y en las mejillas, ya que en esta zona se localizan los senos nasales.

Generalmente la sinusitis  puede surgir debido al desarrollo de bacterias en las secreciones nasales que quedan atrapadas en el interior de los senos nasales como ocurre después de las alergias.

La sinusitis tiene cura y su tratamiento debe ser orientado por un médico general o un otorrinolaringólogo, incluyendo normalmente el uso de sprays nasales, analgésicos, corticosteroides orales o antibióticos. La sinusitis aguda suele durar 4 semanas o menos, la subaguda de 4 a 8 semanas, la crónica 8 semanas o más.

Según la higienista y naturópata Olga Guevara, la enfermedad se presenta de manera distinta en cada paciente, por lo que lo ideal es que el paciente sea dirigido por un profesional médico que conozca su caso de cerca.

Existen remedios naturales come la nebulizacion con eucalipto, el jugo de espinaca o el te de manzanilla, que pueden complementar el tratamiento indicado por el medico. Estos remedios pueden ser utilizados durante dos semanas aproximadamente, pero si no observas ninguna mejoria de los sintomas al cabo de siete dias, se recomienda consultar al medico para diagnosticar el problema e identificar si existe la necesidad de iniciar el uso de medicamentos recetados mas especificos.

  1. Un buen remedio casero para la sinusitis es inhalar el vapor del eucalipto o vapor mentolado porque contiene propiedades expectorantes y antisépticas, aliviando de forma rápida la congestión nasal.

Ingredientes

  • 5 gotas de aceite esencial de eucalipto;
  • 1 cucharadita de sal;
  • 1 litro de agua hirviendo.
  • Modo de preparación
  • Colocar el agua hirviendo en una olla y agregar las gotas del aceite de eucalipto con la sal. Después se debe cubrir la cabeza y la olla e inhalar el vapor del té. Es importante respirar el vapor lo más profundo posible durante 10 minutos, repitiendo 2 a 3 veces por día.
  • En caso no tenga aceite esencial en casa, también es posible realizar la inhalación utilizando algunas hojas de eucalipto en agua hirviendo, ya que el aceite natural de la planta será transportado por el vapor de agua.

**Precauciones necesarias para este remedio: personas con enfermedades del corazón, desórdenes del sistema nervioso y las mujeres embarazadas no deben usar aceite de eucalipto. No se recomienda usar este remedio en bebés, niños y personas de edad avanzada. No se debe usar más de la cantidad de aceite de eucalipto recomendada. Nunca se debe ingerir el aceite de eucalipto ni ponerlo directamente sobre la piel.

2. El jugo de menta con ortiga, ya que contiene propiedades antiinflamatorias y descongestionantes que ayudan a disminuir la irritación y a eliminar las secreciones, aliviando los síntomas de la sinusitis causada por una reacción alérgica.

Ingredientes

  • 20 g de ortiga;
  • 15 g de menta;
  • 1 vaso de agua de coco;
  • 1 cucharada de miel de eucalipto.

Modo de preparación

  • Colocar las hojas de ortiga para cocinar en una olla con agua.
  • Después licuar las hojas cocidas en conjunto con la menta, el agua de coco y la miel hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Beber 2 veces por día entre las comidas.**Es muy importante cocinar las hojas de ortiga antes de usar, debido a que en su forma natural puede causar reacción alérgica, perdiendo esta capacidad al cocinarse.

3. Gotas de ajo para la nariz. El ajo es un ingrediente multiuso que también sirve para aliviar la sinusitis. Las propiedades antibacterianas y antivirales del ajo ayudan a reducir la infección. Se puede hacer gotas nasales de ajo de la siguiente manera: machaca un diente de ajo y remójalo en cuatro cucharaditas de agua. Con un gotero, aplica 10 gotas en cada fosa nasal. Usa dos o tres veces al día hasta que desaparezcan los síntomas de la sinusitis. Puedes usarlo una vez al día como medida preventiva.

Ingredientes

  • 4 dientes de ajo.
  • 1’5 litros de agua.
  • 1 toalla.
  • Preparación y tratamiento
  • El primer paso será añadir en una olla, un litro y medio de agua y calentarla hasta que comience a hervir.
  • Cuando el agua alcance su punto de ebullición, añade en la misma olla 4 dientes de ajo pelados y deja que cuezan durante aproximadamente 5-10 minutos más a fuego lento.
  • Una vez haya pasado el tiempo indicado, apaga el fuego e inclínate hacia el agua poniéndote una toalla encima de tu cabeza. Ten cuidado de no quemarte con la olla.
  • Cuando estés en esa posición, comienza a inhalar el vapor de ajo y luego exhálalo. Repite este ejercicio durante 5 minutos
  • Para notar resultados con este remedio natural, tendrás que repetir todo el proceso al menos 2 veces al día (una vez por la mañana y otra antes de irte a dormir).

4. Gotas con sal marina y bicarbonato de sodio. El bicarbonato de sodio cuenta con los elementos suficientes que contribuyen a que las vías respiratorias puedan destaparse y respirar con normalidad. Además es un poderoso antibacteriano.

Ingredientes

  • 1 vaso de agua (250 ml)½ cucharada de sal marina (7 g).
  • ½ cucharada de bicarbonato de sodio (4 g).

Preparación

  • Calienta una taza de agua hasta que hierva.
  • Agrega la sal y el bicarbonato de sodio, mezcla bien, retira del fuego y deja enfriar
  • En este caso, se recomienda aplicar dos gotas en cada fosa nasal. Para ello, utiliza una jeringa, un cuentagotas o hasta la misma palma de las manos para contener el líquido.

5. La cebolla cuenta con importantes propiedades antibacterianas, en gran parte por la presencia de azufre. Resultarán de gran ayuda para combatir las infecciones en los senos paranasales. En el caso de que sea un caso leve de sinusitis, sólo necesitas inhalar el olor de una cebolla fresca, pero con cuidado de no acercarla en exceso para que no sufran los ojos una irritación. Otra posibilidad pasa por cocerla en agua durante cinco minutos y consumir bebido el líquido resultante cuando todavía se encuentre caliente.

6. Cataplasma de rábanos, esa hortaliza tiene propiedades que la hacen un remedio casero muy efectivo para disolver mucosidades. Para hacer un cataplasma de rábano para aliviar la sinusitis, se necesita 1 cebolla y 6 rábanos, luego machacarlos hasta obtener una pastita, luego extenderla sobre una gasa y aplicarla sobre los senos nasales por 30 minutos o una hora.

7. Contraste de temperatura para aliviar la sinusitis. Moja una toallita en agua caliente y poniéndola sobre el área de la nariz y dejarla por 2 minutos. Después cambiarla por una toalla mojada en agua fría y dejarla sobre el área por 30 segundos. Seguir alternando entre frío y caliente. Este remedio alivia el dolor y la inflamación de los senos nasales.

Si su caso buscas un remedio casero para la sinusitis en sus niños entonces este remedio le puede servir.

El vapor de agua es por sí solo un excelente remedio casero para la sinusitis, pues ayuda a aumentar la temperatura de las vías respiratorias superiores, aliviando la incomodidad. Sin embargo, también se puede hacer la inhalación del vapor con manzanilla, ya que esta planta posee excelentes propiedades calmantes y no está contraindicada para niños.

La inhalación debe ser realizada siempre bajo la supervisión de un adulto, así el niño ya haya realizado otras nebulizaciones, debido a que existe un gran riesgo de que se queme con el agua.

Ingredientes:

  • 6 cucharadas de té de manzanilla
  • 1,5 a 2 litros de agua

Preparacion:

  • Hervir el agua y después agregar el té.
  • Coloque el rostro del niño sobre la olla y cubra su cabeza con una toalla.
  • Se debe pedir para que el niño respire el vapor durante 10 minutos como mínimo.
  • Para dormir mejor y evitar el malestar de la sinusitis durante la noche, se pueden colocar 2 gotas de aceite esencial de limón en la almohada.

La sinusitis es una afección respiratoria que requiere de tratamiento médico. Ahora bien, hay que tener en cuenta que aunque cause muchas dificultades y molestias, esta enfermedad no tiene por qué atentar contra la vida cotidiana de las personas.

Los remedios caseros con elementos tan accesibles como la cebolla y el bicarbonato de sodio permiten aliviar sus efectos. Además, ayudan a tener mejores resultados a largo plazo. Eso sí, no olvides que debes seguir las indicaciones de tu médico ante todo.

 

 

 

You May Also Like